Cuando hablamos de fuentes de fibra, nos vienen a la cabeza las frutas, las verduras, los cereales integrales, etc. El comer fibra no te asegura un correcto funcionamiento intestinal, ya que no solo depende de si incluyes fibra en tu dieta o no, sino con qué otros alimentos acompañes esa fibra:

  1. El consumo de agua alivia el estreñimiento.
  2. El consumo de azúcares y grasas saturadas dificulta la absorción de nutrientes y la correcta eliminación de lo que el cuerpo no necesita, reteniendo líquido en exceso y aumentando el estreñimiento.
  3. Una dieta rica en frutas, verduras, legumbres y cereales integrales previene la aparición del estreñimiento crónico.

Además de realizar ciertas combinaciones de alimentos, debemos distinguir los tipos de fibra que contiene cada uno:

¿Qué 2 tipos de fibra existen?

Principalmente, podemos distinguir:

fuentes de fibraLa fibra soluble, retiene el agua y crea un gel durante la digestión. La enlentece al igual que enlentece la absorción de los hidratos de carbono, previniendo así picos altos de glucosa en sangre.

Está presente en: legumbres, frutos secos y frutas como los arándanos, que veremos después.

La fibra insoluble, al contrario de la soluble, acelera el paso de los alimentos a través del estómago y los intestinos y da volumen a las heces. Es la ideal para prevenir el estreñimiento, ya sea agudo o crónico

Está presente en: cereales integrales (con el grano entero), salvado y algunas hortalizas como el pimiento, el pepino y la zanahoria.

Lo ideal es hacer una combinación de ambas fibras, incluyendo en tu día a día alimentos de los 2 grupos para mantener el aparato digestivo sano.

Las 3 fuentes de fibra desconocidas

fuentes de fibraLas semillas

Además de aportarnos ese toque crujiente y decorativo en nuestros platos, aportan la fibra necesaria para asegurar esos 25-35g diarios que recomienda tomar la OMS (Organización Mundial de la Salud). Si no eres amante de ellas, puedes añadirlas al salmorejo, a tus tostadas o al yogur con frutas de la merienda.

Los arándanos

En el caso de los arándanos, nos encontramos con un tipo de fibra que enlentece la eliminación de las heces, pero no por ello debemos catalogarlos como negativos, ya que como ventaja, conseguimos:

  • Mantener constantes nuestros niveles de glucosa en sangre (recomendable sobre todo para personas que padecen diabetes).
  • Una correcta absorción de nutrientes, sin la necesidad de absorber por ello más calorías de las debidas.
  • Mayor saciedad gracias a la fibra y el contenido en agua que te aportan.

El aguacate

fuentes de fibraConocido por su gran aporte en grasas buenas, es una de las fuentes de fibra más desconocidas. Se trata de una fruta, con su aporte en agua, fibra, vitaminas y Omega-3.

Su textura es perfecta para preparar tostadas saladas, integrarlo en tu ensaladilla rusa e incluso en tu ensalada cruda. Es el ingrediente ideal para darles incluso a tus cremas de verduras, una consistencia más cremosa, evitando el uso de natas y quesos ricos en grasas “no tan buenas”.

Haz una buena selección de alimentos para mantener un cuerpo sano tanto por dentro como por fuera y… ¡Cómete la Vida!