Las largas sobremesas son momentos de charla y disfrute con familiares, amigos y demás seres queridos. Es un momento positivo, de relajación y el cual tendemos a recordar con cariño. En definitiva, las sobremesas no tienen por qué tener una connotación negativa, sino todo lo contrario.

Pero, ¿qué ocurre cuando cogemos la costumbre de acompañar las sobremesas con “alimentos” poco beneficiosos para nuestra salud? Estoy hablando de frutos secos salados, dulces, bollería, snacks salados y demás comida pre-cocinada.

Lo que ocurre en estos casos es que comemos por comer, porque vemos comida y seguimos picando sin ser conscientes realmente de la cantidad de comida que estamos metiendo al estómago. Con la particularidad de que ya hemos comido, recordemos que estamos en la sobremesa.

El peligro de las largas sobremesas

Como siempre os digo, tampoco hay que radicalizar estos temas. No digo que haya que eliminar las largas sobremesas ni mucho menos es esa mi intención, pero sí que lo es el mejorar el tipo de picoteo con las que podemos acompañarlas.

largas sobremesasSolemos ir a lo básico: acompañar el café con un variado de dulces, como pueden ser pastelitos, tartas y/o bollería industrial. El postre dulce está más que aceptado y se considera un postre totalmente válido. Tampoco vamos a poner un picoteo salado para acompañar al café en las largas sobremesas, pero sí que podemos ofrecer otras alternativas más saludables y divertidas, como por ejemplo:

MACEDONIA DE FRUTAS VARIADAS.

Con un variado de frutas al gusto, unas gotitas de lima y unas hojas de hierbabuena, tendrás el postre listo.

BOMBONES CASEROS DE CHOCOLATE NEGRO Y ALMENDRAS.

largas sobremesasLos conseguirás derritiendo el chocolate negro con una cucharada de aceite de coco. Una vez tengas el chocolate derretido, añade unas almendras previamente troceadas y, con ayuda de una cuchara, dales forma a los pequeños bombones. Puedes también utilizar un recipiente de silicona con pequeños huecos en los que introducir una cucharada de la mezcla en cada uno de los huecos. Tras 1 hora en el congelador, tus bombones estarán tan crujientes que no tendrán nada que envidiar a ningún postre industrial.

BROCHETAS DE FRUTAS CON CHOCOLATE.

Ofreciendo unas originales brochetas de frutas con unos hilos de chocolate negro derretido, obtendrás un postre muy saciante y muy bajo en calorías. El chocolate se quedará sólido en cuanto entre en contacto con las frutas, por lo que si estas están frías, ¡mejor que mejor!

MINI-HELADOS DE PURÉ DE FRUTAS.

Puedes hacer un puré de frutas variadas, las que quieras, para meterlo en el congelador durante 2-3 horas. Tu helado de frutas al gusto estará listo sin necesidad de hacer nada más. ¡Así de fácil!

Ahora que conoces otras alternativas saludables para el picoteo de tus largas sobremesas, ¿te animas a ponerlas en práctica a partir de ahora?

Opta por la opción más saludable tanto para tu cuerpo como para tu mente y… ¡Cómete la Vida!